Un itinerario complutense para el mes de los difuntos IV:Palacio Arzobispal

En el Palacio Arzobispal además de ser el centro donde el arzobispo Carrillo realizaba sus experimentos en busca de la alquimia, estuvo la sede de la audiencia inquisitorial, y los procesos de inquisición que aquí se juzgaron le hacen merecedor de estar en esta ruta.

De las seis ventanas que observamos en la parte inferior de su fachada, tres a cada lado de la puerta, las dos de la derecha más cercanas a ésta, eran las dependencias del notario que levantaba acta de los interrogatorios y juicios, asistido por el escribano, ambos al servicio del Vicario. En esas salas tan luminosas hoy era donde se celebraban los procesos y de ahí que estén cargadas de energía que provocaron las dolorosas vivencias que aquí se experimentaron.

Debajo de ellas están los respiraderos de los sótanos donde se aplicaban los tormentos para que los reos confesaran lo conveniente al inquisidor. La naturaleza humana era la que en muchas ocasiones estaba detrás de las acusaciones falsas por razones de envidia, celos, intereses y demás bajezas. Cualquier fallo de comportamiento en la vida diaria era susceptible de ser exagerado con intención de abrir un falso proceso contra cualquiera.

6 Infoalcalaina Complumiradas Ventana-del-Notario-del-Vicario-General

Aquí se juzgó a alcalaínos acusados de herejes, criptojudíos, erasmistas, luteranos, iluminados, hechiceros, brujas, etc. pero también se juzgaron delitos relacionados con los pecados «contra natura» amancebados, fornicadores y sodomitas, y por supuesto, nigromantes, hechiceros, magos y adoradores de Satán, entre los s. XV al XIX. Concretamente hubo cinco procesos de brujería de vecinos de Alcalá.

En uno de ellos, de 1648, Mariana González fue acusada de practicar la hechicería recibiendo a personas que querían sanar o mandar a otras tener enfermedades, hablar con el Demonio, adivinar o realizar invocaciones. Entre las declaraciones de los testigos se la acusaba de usar ritos hechiceriles con un orinal y un huevo, que roto entre las once y las doce de la noche le daba señales sobre lo que quería saber el interesado. Se salvó de la hoguera, pero tras serle confiscados los bienes y ser azotada y encarcelada fue desterrada.

@complumiradas

Puedes escuchar este texto creado por Complumiradas

leído por Verónica González de Tapeando Radio.

Puedes pinchar sobre los siguientes enlaces para escuchar este texto en tu plataforma favorita:

IVOOX

Spotify

Complumiradas
Complumiradas

Deja un comentario